¿Eres una persona con un alto patrimonio neto? Entonces probablemente deberías considerar obtener un segundo pasaporte. Con un segundo pasaporte a la mano, puedes aumentar drásticamente tu libertad personal y financiera. Por ello, hoy te diremos todo lo que debes saber sobre el segundo pasaporte: beneficios, cómo conseguirlo y mucho más.

Tener doble ciudadanía, o incluso ciudadanía múltiple, es un paso importante en la internacionalización de tu vida, para que ningún gobierno te «posea». Este te ayudara a cuidar tu creciente patrimonio neto, tu negocio y equilibrar la vida familiar al mismo tiempo. ¿Por qué? Porque nunca tendrás que preocuparte por lo que sucederá si hay disturbios civiles o si tu gobierno de repente decide aumentar las tasas de impuestos.

Beneficios del segundo pasaporte

El segundo pasaporte se asegurará de que obtengas todos los beneficios (optimización de impuestos, mayor potencial de viaje, protección contra los gobiernos de control y más) compensados ​​por un nivel de riesgo aceptable (para usted). Si quieres échale un ojo a los beneficios de tener un segundo pasaporte para que saques tus propias conclusiones:

beneficios segundo pasaporte

  • Beneficios fiscales: la segunda ciudadanía por sí sola no necesariamente te ayudará a evitar impuestos, pero te dará la libertad de vivir una vida con impuestos optimizados. Vive con impuestos bajos, incluso con pasaportes libres de impuestos.
  • Libertad de movimiento: tener un segundo pasaporte te brinda acceso de viaje a múltiples países, así como también tranquilidad. Además, te otorga libertad de vivir, trabajar o ir a la escuela donde más te guste.
  • Plan B: el segundo pasaporte significa que tienes un lugar garantizado para ir si las cosas cambian, incluso si no planeas mudarte a un nuevo país en este momento de tu vida. Nunca te quedarás en la estacada si quieres salir de casa.

Cómo conseguir un segundo pasaporte (5 maneras efectivas)

El país más fácil para obtener la ciudadanía depende de tu cuenta bancaria, tu deseo de vivir en el extranjero y tu árbol genealógico. Sea como sea, estas son las cinco razones por las que podrías obtener un segundo pasaporte.

Ciudadanía por origen

Si tienes suerte, podrías ser elegible para un segundo pasaporte ahora mismo, sin siquiera saberlo. Ciertos países ofrecen ciudadanía ancestral a aquellos que pueden probar lazos familiares con el país.

Esto significa que es posible que puedas alcanzar el premio mayor de doble ciudadanía si tienes familia en otro lugar. Algunas personas pueden incluso solicitar una segunda ciudadanía múltiple utilizando el método ancestral.

Ciudadanía después del matrimonio

ciudadania por matrimonio

Si estás casado o planeas casarte, estás de suerte. La ciudadanía por matrimonio es casi una garantía. No estamos diciendo que debas casarte por la ciudadanía, pero si ya estás en el proceso de decir «yo», ¿por qué no pensar también en la ciudadanía?

En países como Francia y Estados Unidos aceleran el plazo de naturalización para que los cónyuges obtengan la ciudadanía. Y luego hay lugares, como las islas de Cabo Verde, donde puedes casarte y convertirte en ciudadano de inmediato.

Ciudadanía con inversión

También llamada «ciudadanía económica», esta suele ser la forma más rápida y fácil de obtener un segundo pasaporte. El proceso es claro: un país te otorgará la ciudadanía a cambio de invertir en el país o comprar bienes raíces.

Por lo general, tomará alrededor de seis meses para hacer esto y no hay requisito de residencia. De hecho, ¡a veces ni siquiera tienes que visitarlo!

Varios países ofrecen programas de ciudadanía económica «fuera de la red», y algunos otros ofrecen soluciones más personalizadas. En general, los precios de los programas de ciudadanía económica aumentan con el tiempo.

Naturalización rápida

Esta forma de conseguir el segundo pasaporte es un poco enredada porque no hay reglas estrictas para otorgar ciudadanía por vía rápida. A menudo denominada ciudadanía por excepción, la decisión de otorgar la ciudadanía pronto queda a menudo a discreción del jefe de estado, ya sea presidente o sultán.

Un buen ejemplo de naturalización rápida es el Medio Oriente. Los países allí a menudo quieren reclutar atletas prometedores de África para competir por ellos. Entonces les darán un pasaporte y les darán la ciudadanía de Qatar, por ejemplo, e irán a los Juegos Olímpicos.

También sucedió en Asia donde se naturalizaron personas extremadamente hábiles en las artes.

Y la última oportunidad se presenta a aquellos que están listos para hacer una inversión significativa (que probablemente sea devuelta, a menudo con una ganancia) en un país. Se trata de un proceso legal y constitucional en el que se le puede otorgar el segundo pasaporte en función de circunstancias especiales determinadas por el gobierno.

Ciudadanía después de la naturalización

Esta consiste en durar dentro del país una considerable cantidad de tiempo para la residencia legal y solicitar la ciudadanía como un «pago». Si estás dispuesto a ser paciente, esta podría ser la solución perfecta para ti.

Estamos hablando de un proceso que puede llevar hasta dos años o incluso 30. Todo dependerá del país en el que estés solicitando un segundo pasaporte.

Algunos de estos países, como Canadá, tienen requisitos estrictos para la presencia física en el país. Para otros, es posible que deba visitar el país solo una o dos veces al año.

Y tú, ¿vas a querer un segundo pasaporte?

Leave a Reply

Your email address will not be published.